La instalación de camaras de seguridad en las universidades o colegios secundarios, nos ayudan a prevenir flagelos como la droga, que no reconoce ni edades ni posición social, la violencia estudiantil que se puso de moda con el avance de la tecnología en donde los alumnos filman con sus teléfonos sus “proezas” ,se hicieron públicas filmaciones de alumnos drogandose en el aula, faltandole el respeto de maneras inimaginables al docente y manteniendo grescas descomunales en donde corre serio riesgo la integridad física de uno o más de ellos y todo esto dentro o en las proximidades de la misma institución. Desdramatizando un poco, la instalacion de camaras de seguridad en las universidades también ayudan a los padres, que envian a sus hijos a estudiar lejos de su casa, a tenerlos un poquito más cerca aunque sea unos minutos por día, asegurandose así, el cuidado de su capital humano e intelectual.